Un equipo francés de bobsleigh al inicio de una prueba

Despolarización deportiva: potencia tu mentalidad rápidamente

Las técnicas de coaching deportivo tradicionales, como la hipnosis, meditación, sofrología o la visualización en general son útiles. Sí, ayudan un montón. Nos ponen a trabajar conscientemente o con nuestras creencias.

Casi todos los deportistas que acompañamos y las personas que se animan a probar la despolarización deportiva casi todos han pasado por estas técnicas clásicas. Y, fíjate hasta qué punto lo han hecho que ya están hasta el gorro.

Y sí, les sirvió para competir. Pero llegaron a un punto donde vieron claro: esto tiene sus límites. No acababa de desbloquear eso tan complicado, ni suyo ni de sus deportistas.

Aquí entra en juego nuestro trabajo en la Academia del Alto Rendimiento. A través de la famosa despolarización deportiva vamos directos al grano: ¡PUM! A ese bloqueo fuerte ese trabajando desde algo más profundo – tu identidad misma.

Si le hacemos caso a Robert Dilts y su pirámide guay seguimos palante hasta arriba del todo donde está la identidad escondida esperándonos. Luego siguen las creencias; después las habilidades; comportamientos, etc… y finalmente estás tú rodeado por…bueno el entorno.

El método convencional va sobre las creencias pero nosotros oh sorpresa (no tanta) vamos derechos hacia tu manera única e irrepetible de ser tú mismo/a/es mediante nuestro trabajo: La Despolarización Deportiva.

Es precisamente ahí donde radica nuestra magia evidente porque si te paras un minuto a pensar qué soy yo realmente aparte del dueño de un negocio exitoso según Facebook… Nuestro lema no podría describirlo mejor «No se trata solo de hacer cosas sino de transformarte e ir dejando huella siendo cada vez alguien mejor y completo».

Despolarización deportiva: su utilidad

Resolver cualquier problema de confianza

Los problemas de confianza en uno mismo son como esos obstáculos que te hacen pensar «uff, ¿y si hago esto, aquellos qué dirán?». Es como etiquetarte por tus acciones y terminar diciéndote: «vaya, no quiero ser así».

Pero espera, hay algo llamado la despolarización deportiva. Imagínatelo un momento. Con esta técnica vas a verte y reconocerte completo, aprenderás a quererte y aceptarte tal cual eres. Y los que lo logran:

  • Ya no le temen al miedo escénico;
  • Desatan su potencial al máximo;
  • ¡Y consiguen resultados asombrosos!

Te cuento sobre un joven emprendedor con el que trabajamos; en asuntos del corazón era tímido para acercarse a las chicas. Sin embargo, gracias a un coaching centrado en la despolarización ¡zas!, comenzó a hacerlo de manera natural:

  • Recuperando su autoconfianza;
  • Aceptándose tal cual es.

Si te pica la curiosidad sobre cómo hacemos nuestro trabajo, echa un vistazo detallado visitando nuestra página sobre psicología de despolarización.

Libérate de forma rápida y sostenible

En nuestro campo de la desbloqueo en el deporte, vamos a toda velocidad y conseguimos resultados rápidos. Una de nuestras atletas que participó en los Juegos Olímpicos compartió su experiencia con nosotros.

Ganadora de una medalla de plata, ella:

  • Había practicado meditación durante años.
  • Y había seguido un coaching bastante estándar para cada competición.

Así que le dijimos:

  • «Vale, haces todo eso pero, cuando paras de meditar, ¿vuelve esa vocecita en los grandes eventos? Esa que aún te manda mensajes negativos, ¿verdad?»
  • Sí.
  • «En dos meses, esa vocecita habrá desaparecido completamente.»

Ella no lo podía creer: “Eso es imposible”.

Es una deportista:

  • Que llevaba más de 2 años con coaching tradicional;
  • Y todavía tenía esa vocecita interior durante las competiciones importantes.
Con nosotros, el programa para eliminar bloqueos mentales dura 3 meses. Pero a los 2 meses ya se ven resultados claros. Así que en solo unas pocas sesiones ya no estaba ese ruidito molesto en su cabeza cuando competía.

Si tú también estás pasando por algo similar, empieza leyendo sobre cómo enfrentarte a esos bloqueos emocionales. Te será muy útil para sacar lo que te frena.

¿Y esto tiene efecto duradero? Claro porque lo importante no es qué haces sino quién te conviertes”. Cuando has recuperado tu verdadera identidad:

  • Has hecho un salto cuántico;
  • Ya no hay vuelta atrás.

El cambio gracias al proceso del desbloqueo tan profundo y radicalmente transformador –una vez colapsados tus frenos internos– volver hacia atrás simplemente deja de ser una opción.

Para entender mejor cómo nuestra metodología puede ayudarte visita el artículo sobre la despolarización mental y prepárate… ¡La revolución te espera!

Ser capaz de alcanzar tus objetivos rápidamente

Mujer deportista con medalla de oro al cuello

 

 

Con la despolarización, alcanzarás tus metas mucho más rápido en competición. Ya verás cómo desaparecen esas interferencias entre tu consciente y tu subconsciente.

Por poner un ejemplo, hace poco le preguntamos a una atleta: «¿Tienes la sensación de estar forzando ahora mismo?». Y nos contestó: «Sí, totalmente, siento que estoy forzando».

A partir del momento en que sientes que estás forzando, pues va todo cuesta arriba. Hay como un fallo de conexión entre lo que piensas y lo que quiere tu cuerpo.

Esto pasa porque:

  • tal vez haya miedo;
  • quizá vaya en contra de tus valores;
  • o puede ser por prioridades o presiones externas diciéndote «eso está mal; no puedes hacerlo”.

Alinear el consciente y el subsconciente

Entonces ¿por qué con la despolarización podemos lograr nuestros objetivos tan rápidamente? Porque cuando hay una alineación perfecta entre lo que desea nuestra mente y nuestro cuerpo se libera energía así de simple:

  • Mente y cuerpo tiran para el mismo lado ;
  • No te encuentras ninguna resistencia por ningún lado.

Y entonces usamos las palabras mágicas: «sigue esa fuerza». Ya no tienes necesidad de empujar tan duro. Claro que sí entrenarás técnicamente, tácticamente y físicamente pero:

  • ya no requiere esos enormes esfuerzos conscientes;
  • tendrás la sensación de fluir sin tener que nadar contracorriente.

Trabajar en la identidad

También está el tema de forjar tu propia identidad, eso de tener una identidad que encaje justo con tus metas.

Y cuando te calzas la identidad de campeón, eso de ser el número uno mundial se convierte en pan comido.

Pero si tienes trabas, como por ejemplo, te bloqueas justo cuando vas a ganar y empiezas a sabotearse pensando: «¿pero qué me pasa? No consigo jugar». Eso es porque aún no has adoptado esa identidad de “ganar lo veo normal”. Abrázala y verás cómo esto puede darte un empujón brutal.

Así que para nosotros, cada deportista ya viene con su dosis de fortaleza mental; si no fuera así, ¿por qué seguir intentándolo tras cada tropiezo? Como podrás leer más adelante sobre coaching deportivo, quizás ni necesites desarrollar ese músculo mental… Ya lo llevas puesto desde nacimiento.

Por esto remarcamos: Trabaja tu identidad. Esto realmente hace maravillas ayudándote a superar esos muros mentales e incrusta bien fuerte esa idea – yo soy un campeón.

Desarrollar una actitud y un comportamiento orientados al rendimiento

Dos deportistas con cascos chocando el puño

 

 

La despolarización va a mejorar un montón tu actitud porque lo primero es que te quita el miedo. Y sí, puede que tengas dudas de vez en cuando, porque ¿a quién no le pasa? Hasta los campeones olímpicos o los mejores empresarios tienen sus momentos.

Sin ese miedo, llegarás a la competición con:

  • unas ganas locas de ganar;
  • el deseo de darlo todo y más;
  • y simplemente buscando disfrutar al máximo, entregarte por completo y destacar.

Y mira, un deportista alcanza la cúspide cuando se conecta con esa chispa interior, ese entusiasmo:

  • que lo llena de pasión;
  • y le da todas las razones para lanzarse a por ello.

Como verás aquí mismo, solo un coach deportivo de élite especializado en despolarización tiene la clave para conseguirlo.

Además, como nos centramos en la identidad pues vamos justo al grano:

  • Si tienes la actitud correcta lograrás entonces generar acciones impactantes;
  • el cuerpo entra modo «acción»
  • y ahí están tus resultados esperando salir;

Hablemos sobre Jessica Chavanne. Esta deportista top se vio obligada a parar tres semanas debido a una enfermedad.

Aunque estaba enferma e imposibilitada para mantenerse activa físicamente… gracias a su estado ideal frente competiciones:

  • Lo petó
  • y hasta consiguió coronarse campeona del mundo.

No acabamos ahí. Otro deportista logró volver después de estar fuera un año por lesión porque:

  • tenía también esa mente preparada
  • logró recuperar su título nacional.

A menudo, la gente piensa que hay que actuar antes de ser. Sin embargo, lo realmente importante es primero el estado en el que nos encontramos.

Piénsalo: son nuestras ideas y emociones, tanto en cantidad como calidad, las que empujan nuestro cuerpo a moverse y hacer cosas.

Y aquí va un consejillo extra: si te dedicas al coaching deportivo ¡la actividad física también puede venirte de perlas! Si aún no has conseguido superar tus propios obstáculos imaginativos o mentales, ¿cómo vas a guiar a tu deportista?

No dudes en echarle un vistazo a nuestro artículo sobre coaching para descubrir por qué resulta tan crucial esta descompresión cerebral para los coaches deportivos.

Los beneficios de la despolarización deportiva

Liberarte de la mirada de los demás

El primer beneficio que surge de la despolarización deportiva es dejar de estar bajo la influencia de la opinión ajena. Hemos llegado a un punto en el que, para los deportistas de alto nivel con los que trabajamos, el resultado importa poco.

Lo único que desean:

  • darlo todo;
  • y ganar lo máximo posible siendo fieles a sí mismos.
Pero al mismo tiempo, si pierden, saben que algo mejor les espera. Así confirman en su cabeza que:»todo lo que nos pasa está ahí para hacernos crecer».

Los mayores beneficios se pueden comprobar por las diferentes opiniones sobre nosotros en Google y varios testimonios en video. Tenemos deportistas:

  • que no solo siguen consiguiendo logros nuevos y rompiendo sus propias marcas,
  • sino también son genuinamente felices.

Redescubrir tu identidad (autoconocimiento)

Hombre sin cabeza sustituida por un signo de interrogación a modo de cuestionarse su identidad con lápiz en mano

 

Hubo un momento en el que me dije: «No puedo dejar de practicar deporte porque solo soy un deportista». Pero, a la vez, me gustaría ser algo más que un deportista.

El libro «Identidad Ganadora: el secreto del nuevo dopaje legalizado», nos enseña que somos seres humanos y no meras herramientas o poseedores de cosas.

La clave para descomplicarlo todo se basó realmente en esta labor tan cercana a mi corazón durante mi máster: la cuestión de la identidad.

Por tanto, establecer puntos claros te llevará:

  • a reconocerte en tu totalidad,
  • y a desvincularte de tus acciones, resultados, títulos y posesiones materiales.

De tal manera:

  • te concentrarás simplemente en convertirte cada día en una persona más completa;
  • no importará si ganas una medalla o no; será únicamente un beneficio adicional.

¿Y si no vences? Habrá siempre mejores oportunidades esperándote al final del túnel. Solo que todavía estás por descubrirlas. Porque lo desconocido sigue siendo eso…¡desconocido!

Mayor ligereza y fluidez

Todos tenemos una carga emocional desde que somos pequeños. Nos decimos a nosotros mismos:

  • «No puedo hacer eso, está mal»
  • «Si hago esto podría parecer arrogante.»

Podrían ocurrir muchos eventos que generan lo que llamamos bloqueos. Cada uno de estos crea una emoción almacenada en nuestro cuerpo. Y cada emoción es simplemente energía.

¿Y qué pasa? Todo se resume en un estado de hiperpolarización para la mayoría de las personas. Sientes como si todo fuera pesado y estuvieras forzando constantemente las cosas.

Ahora bien, cuando vamos a deshacer esta polaridad, mirándolo desde la física de la luz verás que vamos a:

  • Cambiar tu perspectiva;
  • fusionar dos emociones opuestas, provocando el efecto mental “¡bang!”

Esto eliminará la carga energética en tu cuerpo.

Es por esto que las personas que vienen a despolarizarse con nosotros se sienten muy fluidas y ligeras tras el tratamiento. Dicho de un modo más coloquial: hemos eliminado tus bloqueos. En otras palabras, hemos superado cada obstáculo del pasado.

Ser capaz de dejar de compararte con los demás

Un deportista con cuerpo muy musculoso levantando pesa frente a un deportista principiante con un cuerpo muy delgado y sin músculo

 

Vamos a pasar una parte de nuestra vida construyéndonos en reacción a lo que percibimos como malo cuando éramos pequeños. Una vez superemos todas estas cargas del pasado, ganaremos confianza poco a poco.

Ya no tendrás miedo de hacer las cosas:

  • para no ser como alguien ;
  • o para ser como otro alguien;
  • o simplemente para ser tú mismo.

Y si mañana, alguien viene y te dice: «eres egoísta», les puedes contestar: «vale, gracias, si piensas eso tienes todo el derecho».

Si alguien opina : “Eres altruista”, tu respuesta es la misma : « Vale, gracias. Si eso opinas entonces está bien pensado». Ya estás liberado de los juicios externos por lo tanto ya no esperarás nada más del exterior.

Por otro lado, cuando te falta confianza en ti mismo, te enfadas si los demás hacen observaciones sobre esto. ¿Por qué? Es porque vas a intentar justificarte. Vas a buscar pruebas fuera de ti que confirmen lo que eres.

En cambio, si alguien te dice: «eres egoísta» y respondes: «vale, escucha, tienes derecho a pensar eso», realmente no estás esperando su validación para saber si eres altruista o egoísta. No es importante para ti porque simplemente eres tú mismo con el desafío y apoyo que traes a la humanidad.

No más lamentos y tranquilidad en cualquier circunstancia

Una vez que has comprendido y tienes fe en las leyes universales, te permitirá realmente estar tranquilo. ¿Y cómo es eso?

  • Puedes estar seguro de que nada malo podrá sucederte.
  • Estás convencido de poseer los recursos necesarios para recuperarte sin importar lo que ocurra en tu camino.
  • Además… no sólo podrás pasar por encima del obstáculo sino posiblemente puedes convertirlo en una herramienta útil para ayudarte a crecer personalmente. Ya no más «en frente» de tu camino ¡sino formando parte de él!

Sentirse realizado después de cada competición

Los deportistas que se unen a nosotros suelen decirnos:

  • «Terminé la competición pero tengo me reprocho cosas» ;
  • «Siento que no di todo lo que tenía»;
  • «Estoy decepcionado conmigo mismo» ;
  • ¿Por qué me esfuerzo tanto en entrenar si luego voy a obtener estos resultados en la competición?»
A medida que nos basamos en quiénes estamos a punto de convertirnos a través de cada competición, ganar o perder no importa.

Simplemente queremos divertirnos y dar lo mejor de nosotros mismos. Por ello, vamos a concentrarnos en nuestra evolución.


Lo que verdaderamente hace completo a un ser humano es su capacidad:

  • para ver cómo evoluciona;
  • y para contribuir en el deporte.

En caso de malos resultados, somos capaces:

  • encontrar aspecto positivo incluso al fracaso;
  • y sacar provecho de éste para evolucionar.
Todo lo aprendido convierte cada fallo percibido como algo temporalmente negativo en:

  • una lección aprendida;
  • un trampolín hacia delante;
  • una oportunidad para recuperarse.

Por tanto ya no se trata más sobre tener éxito o fracasar.

Cuando estás sin prejuicios y te liberas completamente, las ideas de triunfar o caer ni siquiera van a cruzarte la mente. Simplemente haces tus cosas y estas son simplemente un reflejo directo de quién eres tú.

Saber desenterrar las discrepancias entre las intenciones y la acción

Deportista corredora de atletismo a punto de empezar la carrera

 

 

Como mencionamos anteriormente, vamos a eliminar la brecha entre las intenciones y acciones. ¿Por qué? Porque una intención es simplemente un pensamiento. Es como lanzar un rayo eléctrico por todo nuestro cuerpo.

Este impulso eléctrico se transmite por el sistema nervioso y nuestra médula espinal al cuerpo entero. Cuando pensamos en algo, todas nuestras células reciben la información con el mensaje de «vamos allá».

Pero espera, aquí viene lo interesante: Las acciones son generadas por el cuerpo. Y si este va a emprender esa acción o no depende de las emociones positivas o negativas que asocia a tal pensamiento. Así funciona: Si piensa «quiero ir allí», pero le genera sentimientos negativos, entonces se bloqueará y resistirá.

A través del proceso de despolarización estarás disminuyendo progresivamente esta discrepancia entre lo que tu intención anhela -el flujo eléctrico- aquella dirección o brújula que estás dando a tu cuerpo vs lo que realmente quieres hacer.

Efectivamente te estarás desprendiendo poco a poco de todos los miedos almacenados en forma de cargas emocionales que tienes dentro.

A menudo usamos la analogía del jinete y el caballo para explicar cómo funciona nuestro pensamiento. Imagínate que la mente es como un jinete que dice: «quiero ir allí». Pero resulta que al caballo le da miedo. Entonces lo siguiente sucederá:

  • Lo liberamos de esos miedos;
  • Y así, estará listo para confiar en el jinete al 200%.
[wptb id=5983]

¿Estás interesado en desarrollar habilidades en despolarización? No te pierdas nuestro artículo titulado formación en despolarización: ¿Por qué?, ¿Quién debería hacerlo?, ¡y cómo conseguirlo!

Despolarización deportiva: ¿para quién?

La despolarización deportiva está destinada a cada ser humano que desea evolucionar. En la Academia del Alto Rendimiento, generalmente nos centramos en los deportistas y empresarios.

¿Por qué? Porque usualmente son las personas:

  • que tienen mayor deseo de avanzar;
  • y menor interés en autoengañarse.

Lo interesante con los deportistas de alto rendimiento es lo rápido que progresan debido a que:

  • se adaptan rápidamente ;
  • responden preguntas ;
  • y por ende, se liberan pronto.

Sin embargo, esto no es para aquellos quienes :

  • no tienen deseo de mejorar;
  • esperan una varita mágica.

En la despolarización, no esperes largos discursos para impresionarte. Tú realmente puedes influir tu propio cambio.

En la Academia del Alto Rendimiento podemos transmitirte un proceso reproducible para diferentes personas. Es predecible, sabemos cuánto tiempo durará antes tener resultados si te comprometes.

Prepárate para avanzar. No importa si eres artista, militar, emprendedor, estudiante o deportista profesional… e incluso público general con determinación y ganas de progresar ¡Puedes ser despolarizado!

La despolarización deportiva no es para las víctimas. Está dirigida a líderes verdaderos hambrientos por responsabilizarse por su cambio en lugar permitir que alguien más maneje su vida.

La despolarización no es una píldora mágica sino recomendada firmemente si:

  • estás completamente comprometido ;
  • y trabajando genuinamente para lograr tus sueños.

Si eres, digamos, un coach deportivo, la despolarización puede ayudarte a progresar si de verdad lo deseas. Para ello puedes leer nuestro artículo sobre formación como coach deportivo. Después de leerlo estarás en capacidad de elegir el curso que mejor se adapta a ti.

Tendrás aún más opciones al revisar nuestra guía de formación en psicología deportiva.

Así que si realmente quieres comprometerte con tus sueños y objetivos ¿Por qué no aprovechas una entrevista gratuita aquí?

Haremos un diagnóstico donde te encuentres ahora, a dónde quieres llegar, qué es lo que te frena en este momento y cómo superar tus bloqueos para conseguirlo!

Y recuerda siempre, lo importante no es lo que haces sino la persona en quien te conviertes.

Con inspiración,

El equipo de la Academia del Alto Rendimiento.

Referencias

https://www.amazon.fr/Lidentit%C3%A9-Gagnante-secret-nouveau-l%C3%A9galis%C3%A9/dp/B08PJJLRZ7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio