Mentalidad ganadora ¿Como desarrollarla rapidamente 2

Mentalidad ganadora: ¿cómo desarrollarla fácilmente?

Nos preguntan a menudo en la Academia del Alto Rendimiento sobre una cuestión que parece interesar mucho. ¿Por qué? Pues porque hemos guiado ya a más de diez grandes figuras del deporte:

  • Campeones mundiales;
  • Campeones de Europa;
  • Y varios participantes en los Juegos Olímpicos, incluyendo 4 que han conseguido medallas hasta ahora.

Entonces, ¿qué veremos en este artículo? Vamos a explorar cómo desarrollan esos deportistas una mentalidad ganadora día tras día. Pero no solo eso; también profundizaremos en algo aún más fundamental según nosotros aquí en la academia: el estado del ser.

El estado del ser es esa cualidad inamovible que conservamos sin importar las circunstancias externas. ¿Y por qué nos quedamos con ella? Porque tenemos el estado del ser… de un campeón.

¿Qué es la fuerza mental?

La fuerza mental es esa habilidad para conectar con uno de nuestros objetivos que realmente nos inspira. Imagínate esto: si en la Tierra solo existiese una tarea por hacer, aún así escogeríamos realizarla. Incluso si tuviéramos millones en el banco, seguiríamos adelante con ello.

Ahora piensa, eso demuestra cuán poderosa puede ser nuestra fuerza mental cuando está enfocada. Es justamente esta capacidad de perseguir un sueño cueste lo que cueste y sin importar los obstáculos externos lo que define a la verdadera fuerza mental.

Hablamos más sobre este tema fascinante en nuestro artículo acerca de la fuerza mental en el deporte. ¿Te animas a descubrir cómo potenciar la tuya? ¡Venga, te espero allí!

¿Cómo sé si soy mentalmente fuerte?

Todo el mundo es ya de por sí mentalmente fuerte. Eso es lo primero que deberías considerar. Pero no todo el mundo reconoce su propia fortaleza mental.

Y si esto se pasa por alto, acabamos comparándonos con los demás. Al hacerlo, nos menospreciamos.

Cuanto más intentemos vivir la vida de otro, menos fuertes seremos mentalmente. ¿Por qué? Porque no estamos siendo auténticos.

Solo cuando una persona es completamente ella misma, sin subestimarse ni exagerarse, alcanza su verdadera fortaleza mental.

¿Cómo construir una mentalidad de campeón?

Para lograr esto, puedes empezar leyendo el artículo sobre cómo tener una mentalidad de acero y además seguir los siguientes consejos prácticos.

Desglosar los objetivos

Con todos los deportistas que acompañamos, comenzaremos por desglosar los objetivos.

Más allá de un objetivo a largo plazo o uno más específico de rendimiento, tomemos el ejemplo de una Olimpiada para deportistas élite en categorías olímpicas.

Vamos a ejemplificar preguntando entonces a nuestros deportistas, con miras al evento en cuatro años: «¿Es la medalla olímpica tu meta principal?»

Lo más probable es que respondan con un rotundo «Sí».

A partir de esa respuesta nos dedicaremos a fragmentar sus metas hasta reducirla al término del año actual. Examinemos:

  • ¿Cuáles son tus objetivos principales este año?
  • ¿Qué competiciones consideras cruciales en estos doce meses?

Los puntuaremos del 1 al 10 según su importancia y acto seguido analizaremos:

  • Hay competiciones en las que vamos a darlo todo, sea como sea.
  • Y luego están esas otras competiciones donde, si sentimos que no estamos al cien por cien, podemos permitirnos tal vez rendir menos de lo esperado.
¿Y sabes por qué esto puede ser algo bueno? Porque esa caída nos prepara para los verdaderos triunfos futuros.

Recuerdo un caso concreto: Una deportista que fue a competir en los Juegos Olímpicos de Tokio y volvió con una medalla de plata. 2 o 3 meses antes del evento más importante había sufrido una lesión de espalda y tenía también el campeonato europeo en agenda.

Le preguntamos: «Oye, ¿realmente son importantes para ti los campeonatos europeos?» Y nos respondió: “No, lo mío es Tokio”.

Así que decidió no forzar más su cuerpo y guardar energías para lo que realmente contaba. Eligieron focalizar donde verdaderamente importaba, ¡y vaya si obtuvo frutos en Tokio!

Recuerda entonces esta lección crucial: puedes dejar pasar oportunidades a corto plazo si con ello aseguras tus metas a largo plazo ¡pero nunca al revés!

Adopta buenos hábitos que sirvan a tus objetivos

Deportista con mentalidad ganadora que ha adoptado buenos hábitos para lograr sus objetivos

En la Academia del Alto Rendimiento, solicitamos a todos nuestros deportistas que establezcan rutinas matutinas. ¿Y qué implica esto? Bueno, les pedimos repetir lo siguiente:

  • Soy un campeón y ganar es mi norma.
  • Para mí es fácil ganar.
  • Visualizar en grande me resulta sencillo.

Les animamos a adoptar este hábito mental cada mañana; consiste en una pequeña visualización que solo dura entre 2 y 3 minutos. Seguro te preguntarás el porqué: pues bien, esta práctica ayuda a preparar física y mentalmente al cuerpo para enfrentarse con éxito al día, además de trabajar en su identidad como deportistas.

Saber gestionar tus emociones

Hay 2 tipos de emociones: las que podríamos llamar humanas y las que son más del ser. Las emociones humanas son horizontales. Están impulsadas por la culpa, el miedo, la tristeza, la frustración, la ira, la impotencia, la euforia, etc.

Las que están más vinculadas al ser son emociones de certeza, confianza, presencia, inspiración, gratitud, entusiasmo, etc.

Cuando estamos polarizados, experimentamos estas emociones y estos círculos de malestar:

  • Me siento frustrado;
  • esa frustración me lleva a enojarme;
  • ese enojo me hace sentir culpable;
  • y la culpabilidad me lleva a la impotencia.

La frustración, el enojo, la culpabilidad y la impotencia vuelven una y otra vez, y no logramos manejarlo.

Así que, hacer «clics mentales» con lo que vemos en la despolarización, nos permitirá realmente acceder a:

  • Esas emociones del ser;
  • Ese entusiasmo;
  • y ese combustible para estar al máximo el día D.

Basta de críticas internas

¿Te criticas a menudo diciendo: «Ah, soy un desastre, debería hacerlo de otra manera, tendría que hacerlo diferente, no logro nada en la vida»? Son mensajes para indicarte:

  • que te estás comparando con los demás;
  • y que no estás siguiendo lo que realmente es importante para ti.
Cuando te dices «debería, tengo que», significa que no estás conectado contigo mismo. Esto te impedirá avanzar.

Al aplicar las técnicas de la despolarización inversa, podrás recuperar tu poder para mantenerte enfocado en tu objetivo.

Podrás hacerlo sin criticarte internamente, sino haciendo preguntas que sean beneficiosas para tu desarrollo.

¿Ahuyentar los pensamientos negativos?

Un deportista con pensamiento positivo y otro deportista con pensamiento negativo.

En la Academia del Alto Rendimiento no nos vamos a detener en si tus pensamientos son positivos o negativos. Preferimos abordar algo mucho más práctico: ¿son tus pensamientos útiles o no?

¿Por qué este enfoque? La razón es simple: hay personas que, intentando alejar los pensamientos negativos, acaban engañándose a sí mismas. Repiten una y otra vez «todo está bien» cuando, sinceramente, las cosas no van nada bien.

Así que te propongo un pequeño ejercicio muy fácil de realizar cuantas veces necesites:

Cuando tengas un pensamiento cualquier, pregúntate:»Este pensamiento mío… ¿es útil para mí?»

Y verás cómo poco a poco empiezas a distinguir entre lo que ayuda y lo que simplemente sobra.

  • «Ah, no, no es útil pensar así»;
  • y «Ah, esto sí es útil».

Así que poco a poco podrás estabilizarte.

Además, si tienes la oportunidad de participar en el programa Identidad Ganadora, verás que al ser acompañado por un coach de nuestro equipo, todo avanza mucho más rápido.

¿Por qué? Porque está la despolarización deportiva que potenciará este fenómeno natural de tener pensamientos útiles para alcanzar tus sueños y visiones.

No busques la victoria a toda costa

Ahí va otro de esos enigmas para descifrar, ¿sabes? Por un lado, quiero ganar, pero al mismo tiempo, me da igual si gano o no.

Cuando acompañamos a deportistas de élite, les preguntamos: «¿ganar es una causa o un efecto para ti?».

Ellos responden: «claro, ganar es un efecto, si soy bueno, ganaré».

Así que en lugar de enfocarnos en lo externo, en los hechos, nos concentramos en la causa. ¿Y cuál es esa causa que generará ese efecto? Pues son tres:

  • Soy bueno.
  • Soy excelente.
  • Estoy tranquilo.

Durante el partido, buscamos mantener ese estado de ánimo. Intentamos encontrar esa causa que aumentará las probabilidades de obtener el efecto deseado.

Esto no significa que siempre lograremos el efecto (es decir, la victoria). Sin embargo, aumentamos las probabilidades.

Además, ganes o pierdas, a largo plazo, nuestro estado de ánimo se habrá fortalecido. Una vez que lo hemos desarrollado, se mantiene y sigue creciendo.

Desarrolla tu confianza

La palabra «confianza» proviene de «cum», que significa «con», y «fidence», que es «fe». La fe es creer en algo sin necesidad de pruebas.

Cuando trabajamos en desarrollar nuestra confianza en nosotros mismos y en la vida, entendemos que no somos solo nuestros resultados. Somos mucho más que eso.

Así que, pase lo que pase, no importa lo que digan los demás, nos enfocamos en mejorar. ¿Por qué? Porque nos encanta superarnos.

Cuanto más liberado esté un deportista de la carga mental y del ruido exterior, más libre y ligero se sentirá hacia su competición. Esto naturalmente aumentará las posibilidades de superar sus límites y lograr buenos resultados.

Recientemente, recibí un mensaje de texto de una deportista que se está preparando para los campeonatos de Francia en dos semanas. Ella dijo: «¡Guau, me siento genial, estoy realmente confiada, me siento en forma y llena de energía para esta competición!»

¿Cómo construir una mentalidad de campeón?

  • Desglosar los objetivos
  • Adopta hábitos que sirvan a tus objetivos
  • Saber gestionar tus emociones
  • Basta de críticas internas

  • Ahuyenta los pensamientos innecesarios
  • No buscar la victoria a toda costa
  • Desarrollar tu confianza

Para aún más consejos, echa un vistazo a la página «Forjar una Mentalidad de Campeón».

¡Y aquí llegamos al final de este artículo!

Para expandir aún más tus conocimientos sobre la mentalidad ganadora, también puedes leer el artículo sobre superación personal en el deporte.

Y si estás listo para:

  • Liberarte definitivamente del miedo al fracaso
  • Ganar confianza y serenidad
  • Superar tus propios récords personales.

Entonces te invito a reservar una sesión estratégica gratuita con uno de los coaches en despolarización de la Academia para que juntos podamos realizar un análisis completamente personalizado.

Esta evaluación te proporcionará claridad y un plan de acción preciso adaptado a TI y a TUS necesidades.

Y recuerda:

Lo importante no es lo que haces, sino la persona en quien te conviertes.

Con inspiración,

El Equipo de la Academia del Alto Rendimiento.

Referencias

https://dsef.org/7-steps-to-create-a-winning-mindset/

https://www.coaching-online.org/winning-mentality/

https://www.forbes.com/forbescoachescouncil-five-ways-to-develop-a-winning-mindset/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio